lunes, 15 de febrero de 2010

El regreso

Cada tarde, al llegar a casa ellas me esperan ansiosas, por mi parte, cuento los minutos para estar a su lado y fundirnos entre besos y abrazos. Antonia queda obnubilada por mi presencia, y a mí simplemente, se me cae la baba. Hoy fue muy especial, la pulguita se encontraba mirando hacia afuera, prendida desde lo alto de los autos que pasaban en la esquina, cuando de pronto escucha mi voz. “¿Dónde está mi pulguita?”, pregunto en alto, y ella, desesperada tratando de zafarse de la cortina que se empecinaba en retrasar nuestro reencuentro, corre a mí con los brazos abiertos. En su rostro se imprimió una expresión de infinita alegría y bienestar. No me logro explicar, o tal vez convencer, cómo es posible que mi presencia llene tanto un espacio, y cómo, una persona pueda depender a tal grado de mí, un poco intimidante, pero, dichosamente intimidante, no se puede explicar muy bien. Esa es una de las tantas alegrías de ser padre, mi mundo y prioridades han cambiado, ya no volverá a ser el mismo y tampoco lo pretendo. Sin embargo, en esta loca carrera de la paternidad, lo que queda, lo que suma, lo que prevalece, siempre es la sonrisa ancha de mi Antonia, sus brazos extendidos, su guatita pronunciada, sus piernecitas rellenitas, sus pequeñas manitas, en fin, toda esa personita que llegó a de improviso a nuestras vidas.

Sin duda es una difícil elección la de ser padre, pero al fin de cuentas, es una bendición, bendición que se enriquece cada día, y que cada día se atesora más de la cuenta.

Supongo que el tiempo pasará. Ayer soñaba con conocer a mi Antonia, con acariciarla y mimarla, con sostenerla en mis brazos y verle reir, hoy sueño con la persona en la que se convertirá, en los logros que acumulará y en las tristezas que ensombrecerán su andar. Espero hacerlo bien, de a un paso cada vez, y sumando, ya llevamos un añito, un hermoso añito. Gracias hija mía, gracias mi pulguita por llenar nuestros días con tu presencia, gracias Antonia José.

3 comentarios:

Danna dijo...

Si que fue especial... reconoce tu voz en el bullicio que la rodea y se pone contento su corazoncito, corre a ti y cual "Koalita" se te cuelga del cuello feliz por que papito esta en casa... y de antes que te espera, de antes que mira a la puerta y dice "papa??" y toma el telefono y dice "papa?"... y papá demora y ella esta ansiosa... Que feliz que se puso ayer mi pulguita hermosa, cada día disfruta mas nuestra precencia y reconoce los brazos amorosos de papá... Que gusto que me da verla feliz y emocionada con tu llegada y verlos a los dos fundirse en ese abrazo apegadito de puro amor y la baba si que te corre y hasta te olvidas de mi, pero no te preocupes, no me da mas que alegria y hasta se me nubla la mirada de pura emosion. Yo la amo tanto como tú y a ti te amo mas por ser su papá y a ella la amo mas por ser tu hija y a ambos los amo por que son mi vida.
Un beso gordo y apretado para mis dos amores!!!

Fernando ortiz tapia dijo...

Bacho Baco Bacho PAPA!!!

kementaris dijo...

Sabes aveces me siento como si el tiempo se ubiese detenido para mi, como si de pronto mi raza se ubiese extinguido, como si no ubiera ningun recuerdo de quien soy o de quien fui, como si no tuviera historia alguna, y es que es logico que sienta asi, soy como el narrador de historia el observador de los hechos, mi vida se hace nada cuando leo tus historias, cuando veo cuan rica y llena esta tu vida, cuanto amas y eres amado, y soy feliz de reconocer en ti a quien conoci y ver en quien te has convertido tienes mi mas completa admiracion y tu esposa e hija mis mas profundos respetos.
KEMENTARIS