jueves, 15 de octubre de 2009

Motor de partida

Estoy teniendo problemas con el motor de partida -entiéndase en el sentido coloquial de la frase-. Hace unos días comuniqué esto por un conocido medio y la mayoría de los comentarios (en buena) obedecían a un cuento de la edad, que revisara el carnet, que recordara el año de mi nacimiento y cosas por el estilo. Pensando en eso, es probable que tengan razón, pero contrario a lo que plantean, hasta el momento con mis 31 años no he experimentado ninguna crisis por la edad tenida, y espero no experimentarla tampoco. Lo que sí tengo asumido es que el tiempo pasa, inevitablemente corre tras nuestro hasta finalmente alcanzarnos.

Volviendo a lo del motor de partida, debo reconocer que igual me estoy acostando un poco más tarde que lo habitual, pero no lo suficiente como para andar con sueño y sin ganas, lo que me dura hasta como las 10 de la mañana. El día de hoy fue diferente, hasta en la tarde anduve medio amodorrado. Esto ha sido más frecuente de lo habitual, de hecho ya había escrito algo parecido hace algunas semanas atrás (http://masqueuncomentario.blogspot.com/2009/08/ojeras.html)
Sin embargo, el cuento ha llegado a un punto medio crítico, el día lunes por ejemplo, me despertó el citófono del departamento y no mi despertador, me avisaban desde portería que me estaba esperando el colectivo que me lleva hasta el bus de acercamiento al trabajo todos los días, pero ya era demasiado tarde, me quedé abajo. Ayer, en un intento desesperado por engañar al despertador, lo ignoré hasta 20 minutos después de que este sonó. Hoy, se repitió nuevamente la historia pero el despertador sólo me otorgó 15 minutos más de sueño.

Ya en el trabajo, los cafés resultan insuficientes, y cualquier lugar se me hace cómodo para dormir. ¿Será la falta de azúcar?, ¿serán las canas que se asoman presurosas en mi cabeza, las que vienen acompañadas con una carga extra de cansancio? Sólo espero que pase pronto, que exista alguna especie de pastilla o botón de arranque que eleve mis revoluciones y mi potencial diario. Claro que al fin de cuentas, espero lógicamente que este sea un proceso normal.

Dormir más, esa parece la solución, dormir más y descansar cuando se pueda. Mientras tanto, pienso en seguir dejando pasar las horas del día, que termine cuando tenga que terminar. Finalmente, llegaré a casa a disfrutar de mis mujeres, eso me eleva el ánimo y el espíritu.

Mi motor de partida parece estar simplemente averiado, y sin solución aparente, por el momento.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo, no creo que tengas tu motor averiado solo le falta una revisión técnica jajajaja... estas con el cansancio propio de un padre primerizo que disfruta a concho cada una de las gracia de su bebé y aprovecha el poco tiempo que este sistema nos deja para las cosas realmente importantes. Cuando llegues a tu casa solo siéntate un momento y relajate, observa a tu alrededor y siéntete satisfecho por lo que has logrado.. eso te dará la energía suficiente para despertar una mañana tras otra...

Cariños fraternales..
Maricel

Carolina dijo...

No nos hagamos la idea de vejez antes de tiempo..
Creo que se trata de que llegó un noviembre, molestoso y agotador. Mal que mal, llevamos un año completo en estas faenas de vivir en un año bastante hostil.. no crees??

Duerme más, distraete un poco,
quizás así irá todo bien.
Un abrazo desde este lado de la pantalla

Carolina dijo...

No nos hagamos la idea de vejez antes de tiempo..
Creo que se trata de que llegó un noviembre, molestoso y agotador. Mal que mal, llevamos un año completo en estas faenas de vivir en un año bastante hostil.. no crees??

Duerme más, distraete un poco,
quizás así irá todo bien.
Un abrazo desde este lado de la pantalla

Danna dijo...

Ay amor tienes sueño acumulado de noches en guardia cuidando de la porota, además, siempre has sido bueno para la pestaña para que negarlo Amor o ¿no recuerdas que recién casados habia días en que dormias hasta las 2? o las siestas largaaas que gozabas de soltero? y aun si te acuestas por diez minutitos (como dices tu) eres capaz de dormir horas si te dejo... Asi que no se si culpar al carne o a la porota mmm quizas es una mezcla de todo. Animo mi amor tus mujeres te esperamos con los brazos abiertos en casa... pero ni sueñes con dormir mas jejeje

fernandoortiz dijo...

Lo suyo, estimado, escapa al sueño acumulado, se llama tensión o estres, cuando su barca se acerque a aguas mas calmas seguro superara el cansancio, en tanto en cuanto suene su reloj o alarma levántese, no caiga en la trampita de los 5 minutos mas que es peor y provoca mas cansancio.

Anónimo dijo...

Querido Cristian no eres el unico todos tenemos mucho sueño y como nos gustaria dormir mas .