martes, 27 de septiembre de 2011

La amarga espera

“La expectación pospuesta enferma el corazón”, qué palabras tan sabias y certeras. Hace muchos años atrás una “amiga” me hizo referencia a dicho proverbio, citado en tantas oportunidades en distintas circunstancias, pero la verdad es que, a pesar de comprenderla bien, no le había captado el sentido, hasta ahora.

Cada uno se enfrenta a distintas cosas que pueden o no, depender de la voluntad propia, sin embargo, cuando esto no es así, y decisiones importantes dependen de terceros, o hasta de cuartos, la cosa cambia. Es ahí cuando nos mantenemos en ascuas por un período indeterminado que depende exclusivamente de voluntades ajenas. Actualmente, y desde hace aproximadamente una semana que me encuentro en un estado de pausa. Tengo nuevas aspiraciones que lamentablemente no dependen de mi persona, lo que me ha sumido en un estado de ansiedad constante. Sigo esperando aquel llamado e imaginándomelo inclusive. Necesito una respuesta definitiva para continuar, para seguir con lo propio de una buena vez. En el proceso he estado a punto de tirar la esponja y descartarlo definitivamente, pero un pequeño halo de esperanza todavía se mantiene vigente.


Por ahí leí que la ansiedad tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia, junto con el miedo, la ira, la tristeza o la felicidad, el problema es que esto debería ajustarse a períodos cortos y manejables, pero no... el dolor de guata, de cabeza, un tanto de insomnio, la falta de concentración, la desmotivación a veces, simplemente andar en la luna, todo eso y más, me tiene un tanto cansado.


Cuando pase todo lo que tenga que pasar, espero que deje algo positivo a este, hasta ahora, desagradable estado. Mientras tanto, continuaré con el corazón enfermo, por culpa de la indeseable expectación pospuesta.

4 comentarios:

Paola dijo...

Pucha amigo, estas cosas suelen ser asi. Te acueras cuando yo estuve "reemplazando" por una semana al lado de la Ale en Consa. Fueron ¡4Meses! y ellos ni apurados en tomar una desición con la persona que se quedaría y donde iría a dar yo porque mientras yo les hiciera la pega bien. Al final ya me dió lo mismo amigo,porque justamente uno se enferma. A veces es mejor esperar lo peor, porque si sucede lo mejor, finalmente será una sorpresa agradable. Saludos

Anónimo dijo...

A nooooo!!!!

Danna dijo...

Wuaaaa esta cosa no me quiere te he tratado de publicar dos veces un super comentario y no me deja!!!!!

Danna dijo...

MMm
Amor, este vuelo es una aventura, has desplegado tus alas y sientes ganas de volar lejos, te entiendo pero debes tener confianza y paciencia. Ve esto como un desafio, como una aventura, si resulta BIEN!!!! si no esperaremos hasta que resulte, mientras tanto aqui estamos tus amores apañandote, aguantando lo que se venga y amandote que es lo más importante. Ojo si no resulta no es por que no seas el MEJOR, es porque ellos no supieron valorarte y se la perdieron, en todo caso continua confiando amor en tus capacidades!!! no te bajes amado.
Confia en Jehova y en que el desea lo mejor para ti, que siempre te tiene presente y que sus tiempos son distintos a los nuestros, así que paciencia vida.
Piensa positivo eh eh eh hoy sera ese llamado eh eh eh y si no que se vayan a la... punta del cerro jejeje
Te amo