martes, 23 de diciembre de 2008

Testosterona parlante

¿Es verdad que las mujeres cuentan con una especie de sensores? Al parecer van captando señales del otro u otra; cosas que a nosotros los varones nos pasan inadvertivas, ellas las descifran como si nada. Debo señalarlo enfáticamente, les resulta casi todo el tiempo.


Luego de estar observando a ese otro género desde la vereda contraria, género por el cual nos desvivimos, nos peleamos, y entre otras cosas, por quienes estamos dispuestos a hacer un montón de cosas impensables hasta antes de caer derrotados a sus pies, y más aún, luego de convivir con una de ellas más de cinco años (casi seis ya), me puedo dar cuenta que en su caso todo, o casi todo, es cuestión de intuición. Ahora, de que la intuición sea acertada no lo sé.

Por ejemplo, a la hora de referirse a nosotros lo hacen como unas verdaderas expertas en la materia, sobre todo luego de haber convivido el mismo período, menos o más, con un espécimen de nuestro género.


Me pregunto entonces, ¿tan predecibles somos?, porque luego de conocer a uno es como si desentrañaran el misterio de todos los demás.


Por mi parte me he percatado de que en su caso nada es al azar, la voz, el tono de voz, las miradas -a veces de soslayo-, las caricias, las preguntas, nada queda a la suerte, un inexperto en la materia no saldría ileso, y justamente por eso, por leso, porque las señales que emiten siempre son solapadas y en muchos casos necesitaríamos alguna especie de decodificador para traducir lo que realmente quieren decirnos, y aún así, caemos, vez tras vez...


Escuché por ahí un principio aplicable en la mayoría de los casos y que deja entrever lo contradictorio de la situación, “a las feas trátalas como lindas, y a las lindas como feas”, así de simple, siendo bastante escueto en la apreciación.


Por ejemplos no nos quedamos atrás, es así como luego de una desacertada discusión proponemos dejarle sola, nos responden con un rotundo “Sí”, agregando una mirada feroz para enfatizar aquella visceral respuesta, cuando en realidad lo único que quieren es un abrazo. ¿Por qué? -me pregunto casi frustrado-. Y bueno, imagino que es un juego que se viene repitiendo por años y siglos y que a estas alturas muchos hemos pasado por esta analogía.


La tortura, por llamarle de algún modo, y como en la mayoría de los casos, funciona para nuestro lado cuando nos encontramos con la persona acertada a nuestro juicio, corazón, razón y pretensión, pero no sabemos cómo retenerla. Por más flores, canciones, hasta poemas, de nada sirve si no respondemos asertivamente a las señales que nos emiten y que quedan en el aire como si nada.

Simplemente un juego de nunca acabar, pero eso sí, un juego delirantemente atrayente.

5 comentarios:

Danna dijo...

De que son un libro abierto es verdad... siento ser tan sincera y enfatica, pero no hay ambiguedades al respecto. Basta con observarlos un tiempo, ver su comportamiento, sus expresiones, para comprender que hay dentro de ustedes, saber sus necesidades, anhelos y temores... quizas es ese "sexto sentido" del que creemos estar dotadas y no es culpa vuestra el que a los pocos meses de convivencia podamos interpretar todas sus señales y usarlas a nuestro favor... y claro compartirlas con nuestro genero (somos geneticamente bondadosas).

Ahora "que conociendo a uno los conoces a todos"... NO, la verdad no es tan asi. Tu, por ejemplo, eres unico y especial en muchas cosas, cosas que me hacen amarte y admirarte profundamente y que solo estan presentes en tu esquisita personalidad... pero de que en otras eres muy simil a los de tu genero también es una gran verdad y no es que lo diga yo o nosotras, si basta con que te detengas y mires a los de tu clase con absoluta franqueza... por ejemplo...que la tapa del inodoro, que los calcetines, que el ego de machos dominantes, que no pedir indicaciones si andan perdidos, que la de perderse en sus pensamientos cuanto tienen dificultades, que lo de resolver los problemas bajo las sabanas y eso por mencionar solo algunos pequeños detalles, los hacen miembros de una clase "predecible"... y no es intuicion, es simple observación.

Que nosotras enviamos señales que confunden a sus mentes practicas y simples... bueno eso no es nuestro problema, es un problema de vuestro genero... es que le falta la observación... si las señales no son tan dificiles de interpretar si las miras con cuidado o si te las aprendes... que cuando con lagrimas en los ojos te grito ¡dejame sola!! esta claro que mis ojos te imploran un abrazo y debes correr el riesgo del rechazo... osea me abrazas y te arriesgas a que te empuje o te vas y te arriesgas a que despues te reclame jajaja. Supongo que despues de casi seis años de convivencia y despues de multimples caidas ya tienes aprendida esa señal... si basta con OBSERVAR, RETENER Y UTILIZAR.
Que te conozco, que se de ti y eso es algo a tu favor o si no quien te arroparia y daria caricias hasta dormir???
Te amamos

Danna... TU MUJER dijo...

Una cosa quiero añadir
No te hagas el inocente... Cuando me conociste, te tomaste el tiempo de observarme y aprender mis necesidades, mis anhelos y mis sueños, fue asi que te introdujiste en mi mente y mi corazón... supliendo todo aquello que deseaba para ser feliz. Que despues de casados ya te da pereza interpretar las señales y a veces te dan ganas de que todo sea mas sencillo es otra cosa, pero te recuerdo que no hubo quejas respecto a mi misterio cuando no eras mas que un niño enamorado... interpretabas a la perfección mis miradas, mis sonrisas y el juego con mi pelo y siempre supiste (como tu reconoces tan abiertamente)que estaba loquita por ti Y AHORA TE QUEJAS mish

Cristián dijo...

No se me confunda mi Cosita, cuando hablo de esto no me refiero a "nosotros", estoy hablando del "género". Nuestra historia, dejando la pretensión de lado, siempre ha sido distinta. Las señales que me mandaste siempre las decodifiqué, y lo sigo haciendo, ja. Tal vez a veces me hago el loco, como dices, para hacer las cosas mas simples. Te conozco de memoria y por eso te amo, entre muchas cosas. Las amo.

Anónimo dijo...

Mmmmmm.... me parece que le acertaste en varias cosas, eso te debió tomar mucho tiempo jajajaja... pero fuera de talla, creo si has podido detectar todas esas cosas, es porque tienes a tu lado a una maravillosa mujer que te ama y que te ha dado la posibilidad de encontrar todo lo que una mujer puede dar por su otra mitad, esa mitad que te complementa que te ayuda a ser mejor de lo que eres, que te da fuerzas para seguir y que por sobre todo te da amor y protección que es lo que las mujeres muchas veces buscamos, como veras ustedes los hombres son una parte importante para nosotras, no por nada Jehová nos hizo con la necesidad de un compañero y dijo que seriamos una sola carne ... si bien es cierto, muchas veces pensamos que no es difícil entendernos creo que su forma practica y a veces un poco indiferente de los asuntos los aleja de tal modo que no logran captar el sentido de los sutiles mensajes que les enviamos, por lo mismo prefieren las cosas dichas en forma directa lo que hace que se pierda el interés que queremos que ustedes muestren por nosotras al averiguar que es lo que realmente queremos ¿Se entiende?...mmm bueno es importante destacar que eres una de las excepciones a la regla y que tu esposita tiene la dicha de que te preocupes por tratar de entenderla, ya que eso denota tu gran amor por ella...

Felicitaciones!!!!!

Maricel...

Cristián dijo...

Gracias Maricel por tus palabras. Tienes razón, soy afortunado al tener conmigo a Daniela, sin duda, un regalo de parte de Jehová.

Interesante lo que mencionas, eso de que cuando nos dicen las cosas directas, hace que pierda el interés que ustedes desean que nosotros les mostremos, jajaja, un poco complicado en realidad, pero así funciona el asunto.

Salute!